lunes, 21 de noviembre de 2016

Olivier Assayas habla acerca de Kristen, Rob, Personal Shopper y Idol's Eye en el Festival de Cine de Mar del Plata (Actualizado)

CANNES. Cuando Personal Shopper se dio por primera vez en la función matinal para prensa en el último Festival de Cannes, fue recibida con no pocos silbidos. Eso significaría la muerte para muchas películas, pero no fue el caso de este film sobre una joven que se dedica a comprar artículos de lujo para millonarios (luego deriva hacia situaciones más ligadas con las películas de fantasmas). “Cannes -asegura Assayas- es el reino de la incertidumbre y de tensión. Si una película tienen elementos de género, situaciones sobrenaturales, mucha mezcla y poco comentario social mejor no vayas. Por eso, nunca pensé que Personal Shopper era para el festival, pero por el maravilloso trabajo de Kristen y el deseo de los productores cambié de opinión. La prensa fue dura con Xavier Dolan, los Dardenne... con casi todos los que fueron este año, pero finalmente Personal Shopper ganó el premio a Mejor Dirección, se transformó en algo grande y se vendió a casi todo el mundo, incluida Argentina. Terminé disfrutando de forma genuina todo esa locura”.

-STEWART. Tras los elogios y los premios obtenidos con El otro lado del éxito hace dos años, Kristen Stewart (la estrella de la saga Crepúsculo), volvió a trabajar con Assayas. “Cuando escribía el guión pensaba en ella, porque es la única actriz estadounidense de su edad que conozco bien, pero nunca se lo mandé porque lo sentía demasiado incómodo y riesgoso para una estrella como ella. Un día nos encontramos en París a tomar unos tragos, me preguntó qué estaba haciendo y le hablé del guión. Me pidió se lo mandara. Lo hice traducir al inglés y me respondió a los dos días que quería filmarlo. Ahora muchos críticos dicen que existe como una continuación entre los personajes de ella en ambas películas y algo de eso hay. Es una joven fascinante, una intérprete maravillosa. Ella está muy agradecida porque El otro lado del éxito le abrió nuevos caminos en la actuación, comenzó a sentirse más segura de su potencial artístico, pero eso no es mérito mío sino de su interacción con una mujer genial, de espíritu libre e inspiradora como Juliette Binoche.”


-HOLLYWOOD. En 2014, Assayas tenía todo listo para filmar en Toronto y Chicago Idol's Eye, su primera película totalmente norteamericana y con un elenco de lujo. Sin embargo, 24 horas antes de iniciar el rodaje, el productor principal se retiró y poco tiempo después se declaró en quiebra. Fue un cimbronazo para un director que suele trabajar con holgura con prestigiosas compañías europeas. “Tendría que escribir un libro sobre toda esa experiencia, sería más interesante que la película (se ríe). Ya se me fue el entusiasmo. Se supone que la película se hará en marzo próximo, los actores están confirmados, pero quedó una deuda enorme de aquel rodaje frustrado para el que estaba todo preparado, por lo que el presupuesto se fue a las nubes, ya supera creo los 25 millones de dólares. Además, por ese costo y debido a aquel percance, ya no podemos rodar en Canadá, así que hay que buscar nuevas locaciones. Solo la haré si, como parece ahora, tendrá control básicamente francés. No me interesa más trabajar en las actuales condiciones de Hollywood con productores déspotas y delirantes. Lo único bueno de esta experiencia es poder filmar con Stallone, Pattinson o Weisz. Lo mejor de Hollywood, sin dudas, son sus actores”.

*ACTUALIZADO*


-KRISTEN STEWART: “A veces tengo la impresión de que las películas existen porque hay una actriz que puede jugar un rol en esas películas. Yo puedo tener la confianza para que esa historia que acabo de desarrollar pueda ser representada por alguien. Por ejemplo, con Personal shopper, si yo hubiera querido filmar la película en francés, me hubiera resultado extremadamente difícil encontrar una actriz francesa que pudiera representar a ese personaje de Kristen Stewart, con toda su complejidad y toda su riqueza. Ella tiene una personalidad increíble, un talento que se complementa a la perfección con mi inspiración. Y tiene algo fundamental: está muy anclada en lo real, en la verdad, en lo encarnado. Eso se proyecta a todo lo que toca. Eso me dio el permiso de poder imaginar un personaje con un cierto grado de abstracción, porque ella luego lo iba a dotar de ese componente verídico. Eso es algo verdaderamente precioso”.


Luego de “Sils Maria” volvés a trabajar con Kristen Stewart, dueña de todos los planos del film… ¿cómo es trabajar con ella? 

-Esta película existe porque con ella me sentí seguro para confiarle esta historia que quería desarrollar. Ella al ser la única protagonista marca todo el ritmo de la película. Por ejemplo si yo hubiese decidido filmar la película en francés me hubiese sido muy difícil encontrar una actriz francesa que pueda representar al personaje que hace Stewart con toda su complejidad. Kristen tiene una personalidad increíble y un talento que se complementa a la perfección conmigo. Además tiene algo muy importante: está muy anclada en lo real, en la verdad y eso se proyecta a todo lo que ella toca, entonces eso me dio el permiso de imaginar un personaje con cierto grado de abstracción, porque sabía que ella lo iba a dotar de esa cuestión verídica propia.