lunes, 14 de septiembre de 2015

Entrevista de Rob con 'Les Inrockuptibles (Francia) (Añadida traduccion completa)

Scans








Traduccion 
“A veces necesito escuchar que soy legitimo”

La era del final de Twilight, sus deseos independientes de Hollywood, sus deseos de dirigir, su envidia al cine francés después del abortado proyecto con Olivier Assayas y antes de su próximo film con Claire Denis: Robert Pattinson hace una evaluación de su carrera.

Mayo de 2012: Robert Pattinson se para por primera vez en la escalera roja del Festival de Cannes, donde acompañó la presentación en competencia oficial a la película Cosmopolis de David Conenberg. Un paso decisivo en el curso de su carrera, que estaba guiado por prestigiosas películas independientes y terminaba si imagen de ídolo juvenil, marcada por la no amada franquicia de Twilight.

Tres años después, la transformación parece casi completa: la histeria de la prensa que lo rodeaba parece haber bajado un escalón, el fue de chico de poster a icono hipster, tanto como siguió a su radical y serpenteante carrera. Con David Cronenberg (Maps to the stars), en un thriller australiano (The Rover de David Michod) o incluso una pequeña parte con Werner Herzog (Queen of the desert) el definitivamente dejo las producciones convencionales y se reivindico con un actor XXL, nueva personificación de películas independientes con poderes de fuego sin igual en su generación. En este momento con su última película Life de Anton Corbijn, una encantadora pero revisionista historia acerca de la amistad entre el fotógrafo Dennis Stock y James Dean, Robert Pattinson acepto reunirse con nosotros para afirmar su carrera y hablar de su futuro. El es el retrato de un actor aun transformándose, confiado de sus elecciones pero aun así carcomido por sus dudas, un electrón libre que quiere caer en todos los lugares donde el cine aun pulsa, desde Francia al lado de Claire Denis hasta los vibrantes hermanos Safdie en New York. El hombre del futuro.

Inrocks: como te involucraste con el proyecto Life?

Rob:
leyendo el guion, sentí que esta película no sería un biopic común, una simple historia de vida donde podríamos contar el menú da la historia de James Dean y Dennis Stock. Había algo más singular, mas intimo en el ángulo de la película. Y el hecho de que Anton Corbijn fuera parte del proyecto me convenció. Lo conocí en Los Ángeles hace unos años e inmediatamente nos llevamos. Creo que él es uno de los directores más talentosos de nuestro tiempo.

Inrocks: Que es lo que te interesa de su cine?

Rob:
su estilo. Hay algo con el que es realmente pictórico y gracioso que viene de su trabajo con la fotografía. Ir de un dominio al otro no es fácil; tu ves habitualmente fotógrafos que chocan tratando de dirigir su primera película. Pero no Anton. El, por ser su primer film, probó que era un gran director. He visto control en la gran pantalla en el momento y me golpeo duro. Estuve realmente impresionado, por el alcance de que yo podría convertirme en fan de Joy Division. Un obsesivo en aquel…

Inrocks: en Life tú interpretas al fotógrafo Dennis Stock. ¿Qué es lo que conoces acerca de él y su carrera?

Rob:
no demasiado, pero inmediatamente tuve un buen presentimiento acerca de este personaje, algo me enganchó tan pronto como leí el guion por primera vez. Conocí a su hijo. Y después me documente sobre su carrera, tuve acceso a archivos íntimos así como a fotografías no publicadas. Cuando estaba descubriendo me apasioné. Dennis Stock no era un tipo simpático en realidad. El era secretivo, opaco, siempre en guardia, el se resistía a mostrar sus sentimientos y podía ser muy abrasivo. (El piensa en eso unos momentos). Es muy emocionante para un actor interpretar estos personajes ambiguos, no instantáneamente agradables o incluso legibles.

Inrocks: ¿Tu interpretaste a Dennis Stock al principio de su carrera, cuando él era un joven artista que iba a tientas, buscando su estilo y su propio camino. Es un estado con el que te puedas definir?

Rob:
por supuesto. Dennis tenia cero confianza en sus habilidades: él sabe que se puede hacer famoso por su arte, que hay un artista dentro suyo. Pero al mismo tiempo el se denigra todo el tiempo, el duda de si mismo. Lo que él necesita es una aprobación para su trabajo, el trata de obtenerlo de James Dean. Tan pronto como se conocen, Dennis se obsesiona con el actor, no como un fan, pero porque necesita su aprobación. El quiere a alguien que pueda decirle que él puede ser un fotógrafo, que él tiene el derecho de expresar su arte. Puedo entender sus sentimientos. A veces necesito escuchar que no estoy cometiendo errores, que soy legítimo. El más pequeño comentario acerca de mi trabajo aun me pasma y hace que me preserve.

Inrocks: ¿no crees que tu trabajo en Cosmopolis fue la aprobación de la que hablas?

Rob:
fue un punto de quiebre en mi carrera, evidentemente. Incluso en ese momento, antes de hablar de eso, me hace temblar. He hecho algunas cosas lindas desde ahí, pero nunca tuve la sensación que tuve con Cosmopolis. Fue el escenario más loco, el más poderoso que tuve en mis manos. No fue simplemente un trabajo, tú sabes, pero un loco rememoro: una nueva percepción de mí. La película me liberó de algunos complejos que tenía, hizo que mi imagen en el medio cambie. Otros directores prestigiosos me llamaron, gente con la que nunca imagine trabajar.

Inrocks: apuesto a que hablas por ejemplo de Werner Herzog, quien te ofreció un rol en su última película Queen of the desert (nueva en Francia). ¿Qué recuerdos conservas de esta filmación?

Rob:
primero recuerdo una extraña audición, muy bizarra, una larga charla con Werner sobre todo pero específicamente sobre el rol: sus historias de aventura, sus contratiempos con iguanas y serpientes…Estuve sólo ocho días en el set, pero afirmó mi percepción de que él es un tipo apasionado y completamente marginal, afuera de las estructuras. Lo que me gusta de Werner o de David Conenberg, es que ellos tienen una naturaleza de guerreros: ellos siguen con sus nuevas películas como si fueran la más grande y la más fuerte de la historia del cine. (El se ríe). Ellos no sólo quieren liderar proyectos excitantes o controversiales. Con ellos, nada es trivial. El acto de hacer una película es una completa aventura. Le devuelve la fe a las películas trabajar con esta gente.

Inrocks: y luego esta James Gray, el director con el que vas a trabajar en The Lost City of Z…

Rob:
es una película de periodo, que contará la vida de un explorador que fue a buscar una ciudad perdida en la Amazonia. Esta película trata con una obsesión que lleva a la locura. James es realmente bueno con eso. Dos amantes, el cual yo considero como uno de los más bellos films, era una obsesión que va mal. No puedo esperar a actuar para él, para ver donde puede llevarme.

Inrocks: tú has sido “nombrado caballero” por numerosos autores prestigiosos desde Cosmopolis, pero algo te ha estancado con las grandes audiencias: tu imagen esta aun marcada por tus inicios en el cine para jóvenes/adultos. Recientemente David Cronenberg ha hecho la confidencia en la prensa que tu aun estas subestimado por la nulidad y estupidez de Twilight. ¿Qué piensas de eso?

Rob:
(un poco aburrido del tema). Esas son palabras de Cronenberg que no puedo juzgar. Quizás se necesita tiempo para algunos para olvidar la era Twilight. Esperando por eso, tengo que preservarme sin hacer preguntas y seguir eligiendo mis películas con coherencia, solo confiar en mis gustos.

Inrocks: precisamente, ¿qué dicen tus elecciones sobre ti? ¿Crees que ellas diseñan la estructura de tu obra maestra?

Rob:
yo estoy empezando a darme cuenta. Van a hacer más de diez años que trabajo en el negocio y pienso que comienza a hacerse más claro. Sé que ahora mi sensibilidad me conduce más que mi convicción, afirmados directores, quienes innovan, quienes tienen puntos de vista. Pero yo aun soy muy joven para hablar de obra maestra. Aun no he encontrado mi lugar en la industria.

Inrocks: se han oído susurros sobre ti queriendo ser un director…

Rob:
¿sí? ¿Ellos dicen eso? (risas y pausas por un momento). Si es un proyecto que he tenido en mente por un rato. Estos últimos años, he encontrado roles y he trabajado con directores que me han dado nuevas inspiraciones, un nuevo aire. La idea de dirigir mi propia película, ha crecido. Convertirme en un director es el último paso para completar mi independencia, tu eres tu propio jefe, tu tomas tu destino en tus propias manos, finalmente puedes expresar lo que quieras, sin obstáculos. Estoy lejos de eso, pero estoy trabajándolo. En este punto, paso todo mi tiempo libre escribiendo.

Inrocks: ¿sobre qué escribes?

Rob:
siempre preferí escribir cosas que estén lejos de mi universo, de los roles que interpreto

Inrocks: ¿qué género?

Rob:
grandes películas de ciencia ficción. Realmente guiones populares, con muchos efectos especiales, aliens en todas las escenas, grandes presupuestos. También estoy trabajando en un obra de teatro ahora pero por alguna razón desconocida no soy un gran fan como espectador, las grandes películas con palomitas me atraen.

Inrocks: ¿entonces podrías volver a este sistema de grandes franquicias en Hollywood? Algún gran éxito con twilight?

Rob:
pff estuve a punto de hacerlo el año pasado. Fui llamado a ser parte de un gran proyecto en el cual estuve muy avanzado, pero lo dejé a último minuto. Estaba asustado. Pienso que no es más lo mío, en estos días prefiero filmar 3 o 4 películas al año o partes pequeñas para autores que me inspiran en vez de estancarme en éxitos de mierda filmando durante meses.

Inrocks: algunos de tus proyectos han sido cancelados estos últimos años, incluyendo el más espectacular Idol´s eye, el cual debería haber dirigido Olivier Assayas. ¿Qué ocurrió con esta película?

Rob:
una historia de mierda. La filmación fue cancelada por un problema de financiación, que nos mantuvo esperando hasta último minuto. Fui y volví dos veces de Los Angeles a Toronto, donde yo debería haber estado filmando y cada vez ellos me dijeron que estaba suspendido. Fue cansador, pero yo estaba muy entusiasmado con el proyecto: me documente, pasé tiempo en Chicago (la película está basada en una historia en los 70´s sobre un conflicto dentro de la mafia de Chicago) para poder conocer a los gangsters reales que hicieron el robo inspirando el escenario. Todo eso para nada…

Inrocks: ¿cómo conociste a Olivier Assayas?

Rob:
realmente no lo sé, por un amigo que es productor…amo su cine, incluyendo Carlos. Es lo más conveniente en esta película abandonada: sentí que Idol´s eye podría ser una película importante, un momento importante en mi carrera. El guión era fantástico: cerca de 190 páginas que iba más allá de las películas de gangsters, con diálogos no usuales, y una increíble densidad romántica. Pero quien sabe, quizás la película se haga algún día.

Inrocks: ¿hay algún otro director francés con el que te gustaría trabajar?

Rob:
ahora desde enero, debería comenzar a filmar mi nueva película con una directora francesa Claire Danis. La conocí un tiempo atrás en Los Ángeles, y ella me contó sobre este proyecto de ciencia ficción, ella está trabajando con el psíquico plástico Olafur Eliasson quien trabaja con instalaciones de luces sublimes…no puedo creer que haya obtenido este rol.

Inrocks: ¿estabas familiarizado con el trabajo de Claire Denis?

Rob:
soy un completo fan. Estoy obsesionado con su trabajo desde hacer unos años, incluso si tuviera un momento difícil explicando el por qué. Creo que es una cuestión de percepción, algo que va más allá de las palabras. Hay algo hipnótico en su cine. He visto White Material en la gran pantalla en algún momento y salí del cine en un trance, completamente desorientado. Ella es un maldito genio.

Inrocks: volvamos al cine americano. ¿Qué percepción tienes sobre su evolución? ¿Piensas que está emergiendo una nueva generación de autores?

Rob:
estoy seguro de eso, en Usa, como en todas partes del mundo, las películas con medio presupuesto son imposibles de financiar. Es una gran turbulencia en la industria, que está ahora dividida entre grandes películas y micro presupuestos. Podemos arrepentirnos, pero más que nada ver un resurgimiento. El hecho de que tengamos películas pobres e independientes ha creado una nueva ola de autores americanos que se han liberado de grandes estudios. Virándose hacia los micro presupuestos, son completamente autónomos, pueden hacer lo que quieran, experimentar nuevas cosas y liberarse de los productores, agentes, círculo financiero quienes disminuyen considerablemente sus creaciones…

Inrocks: como los hermanos Safdie, con quienes vas a filmar pronto, Good Time (una historia sobre un robo que sale mal, co-escrita por una gran figura en las películas indie de New York, Ronald Bronstein)

Rob:
seh, típicamente, ellos han hecho su carrera en el cine de bajo presupuesto, completamente independiente donde ellos son libres e usar su imaginación y sus fantasías. Ese es otro proyecto sobre el que estoy más emocionado: el escenario es completamente loco, misterioso y juega entre la realidad y la ficción.

Inrocks: las películas independientes americanas se organizan en pequeños clanes: esta la familia “mumblecore”, la que tiene los nuevos directores de New York (Hermanos Safdie, Ronald Bronstein…), y la de Wes Anderson y Noah Baumbach… ¿sientes que perteneces a algún clan?

Rob:
(reflexiona) No, he tratado pero no tuve éxito. Nunca tengo éxito, quizás porque vivo entre dos ciudades, Londres y Los Ángeles, o no estoy mucho en el mismo lugar. O quizás, simplemente no es mi naturaleza. Creo que soy más del tipo solitario.

Traduccion LaSagaRobsten

3 comentarios:

Bruna Silva dijo...

Hermoso!

Anónimo dijo...

Esta entrevista es genial!! Rob es un auténtico cinéfilo. A por ello Rob!! atrevete pronto a dirigir

Anónimo dijo...

a mi si me gustaría que volviera al teatro